La Gratitud / Gratitude

Practicar la Gratitud: Los Beneficios de Ser Agradecido

Empecemos con una historia:

“A una estación de trenes llega una tarde una señora muy elegante. En la ventanilla le informan que el tren se retrasará y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación.

Un poco fastidiada, la señora va al kiosko y compra una revista, y en otra tienda compra también un paquete de galletitas y una lata de gaseosa.

Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de los largos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un joven se sienta a su lado y comienza a leer un periódico. Imprevistamente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletitas, lo abre y después de sacar una, comienza a comérsela despreocupadamente.

La mujer se siente indignada. No está dispuesta a ser grosera, pero tampoco a ignorarlo haciendo como que nada ha pasado; así que, con gesto ampuloso, toma el paquete y saca una galletita, la exhibe frente al joven y se la come mirándolo fijamente.

Como única respuesta, el joven sonríe… y coge otra galletita.

La señora gruñe un poco, toma una nueva galletita y, con ostensibles señales de fastidio, se la come sosteniendo otra vez la mirada en el muchacho.

El diálogo de miradas y sonrisas continúa entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, el muchacho cada vez más divertido, alegre, simpatico. 

Finalmente, la señora se da cuenta de que en el paquete queda sólo una última galletita. ‘No podrá ser tan descarado’, piensa, y se queda como congelada mirando alternativamente al joven y a las galletitas.

Con calma, el muchacho alarga la mano, toma la última galletita y, con mucha suavidad, la corta exactamente por la mitad. Y con una sonrisa amorosa le ofrece media a la señora.

– ¡Gracias! – dice la mujer tomando con rudeza la media galletita.

– De nada – contesta el joven sonriendo angelical mientras come su mitad.

El tren llega.

Furiosa, la señora se levanta con sus cosas y sube al tren. Al arrancar, desde el vagón ve al muchacho todavía sentado en el banco del andén y piensa: ‘Insolente’.
Siente la boca reseca de ira. Abre la cartera para sacar la lata de gaseosa y se sorprende al encontrar, cerrado, su paquete de galletitas… !Intacto!.”

WOW, para mi en lo personal es reveladora y me trae a la mente el tema de Gratitud, de Humildad.

Practicar la gratitud es una de las actitudes más importantes que puedes adquirir y HARÁ la diferencia.

Que te parece si aprendemos juntos a hacerlo y hacemos un recorrido por todo lo que puede aportar a nuestras vidas el ser agradecidos.

Hay personas que parecen capaces de agradecer todo aquello que la vida les pone en su camino sin aparente esfuerzo, y sin embargo otras a las que les cuesta tanto, pues porque todavía no han aprendido como hacerlo. Muchas de estas últimas parecen incapaces de practicar la gratitud porque casi nunca están conformes ni contentas con lo que tienen y les sucede, por no hablar de que siempre quieren más y nunca se sienten saciadas o satisfechas. Esta actitud de la queja y la insatisfacción permanentes me hace querer compartir este corto texto que dice:

“En una ermita, ante una imagen de la Virgen, un hombre joven lloraba quejándose porque no tenía zapatos, hasta que detrás de él escuchó los lamentos de un viejo que, de rodillas, lloraba porque no tenía pies.”

Tu tienes derecho a sentirte como te de la gana ya, en mi opinion, cualquier sentimiento va implícito en nuestra condición humana, y además darnos la libertad de estar decaídos o tristes me parece algo positivo, necesario y enriquecedor.

Que tal suena el hábito de practicar la gratitud? Es decir, el hábito de reconocer (darnos cuenta) y de sentirnos agradecidos por todo lo que tenemos (y obtenemos), en vez de centrarnos en todo aquello que nos falta.

Reconocer aun cuando puede verse en cierto modo como conformarse, no significa dejar de estar interesado en mejorar, ni tampoco rendirse ni bajar la cabeza. No tiene que ver con resignarse, sino con ser consciente y aceptar las limitaciones propias abandonando las prisas y las urgencias por cambiar las cosas.

En este sentido practicar la gratitud aprendiendo a dar las gracias, tanto por lo que tenemos como por lo que nos dan, me parece un buen ejercicio y una gran fuente de bienestar, porque además de hacernos sentir bien a nosotros mismos y a los demás, es algo que nos ancla al presente, permitiéndonos abordar el cambio y la mejora desde la consciencia y la serenidad, alejándonos de las urgencias.

…Si esperamos despertar cada mañana es poco probable que nos sintamos agradecidos por estar vivos.

¿Será necesario encontrar a alguien que sufra más que yo para aprender a agradecer lo que tengo?

Quizas. Para mí la gratitud es una actitud que nace de la humildad, por lo tanto para ser agradecido hay que ser primero humilde, cualidad de la que las personas permanentemente insatisfechas suelen carecer.

La expresión de gratitud más simple que conozco consiste en LA SONRISA y un gracias, que le haga saber a la otra persona que su presencia, su palabra, su silencio o sus actos son importantes, y que de alguna manera nos apoyó con lo que hizo. El agradecimiento sincero genera a su vez más agradecimiento. Pero no solo se trata de agradecer a los demás, sino que debemos empezar por valorarnos y agradecernos a nosotros mismos todo lo que somos y lo que hemos conseguido, mucho más allá de los errores cometidos y de todas nuestras limitaciones. Esto hará que podamos apreciar, valorar y vivir el presente, aceptando la vida tal como es y alejando la insatisfacción derivada de pensar en como creemos que debería ser.

La gratitud además es como un músculo que a medida que lo entrenamos se hace más fuerte. 

Las personas agradecidas ponen su foco en dar y en los demás, las personas desagradecidas se fijan más en sí mismos y se revuelcan en autocompadecerse, en su inseguridad y en sus dudas. La gente agradecida es también mucho más optimista y siempre ve las circunstancias en las que se encuentran como una oportunidad para aprender lecciones y sacar algo bueno, lo cual no implica que no pase por momentos bajos, pero son los menos.

____________

Practicing Gratgratefulitude: The Benefits of Being Thankful

Let’s start with a story:

“At a train station one evening comes a very elegant lady. They are suddenly told that the train is delayed and will take approximately an hour to get to the station.

A little annoyed, the lady goes to the kiosk and buys a magazine, and in another store also buys a pack of crackers and a can of soda.

She gets ready for the long and forced wait and sits in a long bench. While browsing the magazine, a man sits beside her and starts reading a newspaper. She despetively observes how the boy, without a word, reaches out, grabs the package of cookies, opens it and after removing one begins to eat it. 

The woman is outraged. Not willing to be rude, but neither to ignore pretending that nothing has happened; so with grand gesture, takes the package and pulls out a cookie, stares at the boy rudely and maintainig her eyes on him. 

The only response: the boy smiles … and take another cookie.

Madame ‘Annoyed’ growls a bit, take a new cookie and with overt signs of annoyance, eats again holding the look on the boy.

The rude looks and smiles continues between cookie and biscuit. The increasingly irritated lady seemed to be creating an increasingly funny boy.

Finally, she realizes that the package has one last cookie. ‘You can not be so sassy’, she thinks to herself, and stays frozen alternately looking at the young  man and the last cookie.

Calmly, the boy reaches out, takes the last cookie and very gently, cuts it exactly in half. And with a loving smile gives half to the lady.
– Thank You! – Says the woman taking roughly her ‘half’ cookie.

– Sure – answered the young smiling while eating with an face. 

The train arrives.

Furious, the lady gets up with her things and get on the train and sees the boy still sitting on the bench on the platform and thinks: ‘insolent’.

She feels anger. Opens suddenly her purse to her out her soda  and.. what a  surprised to find, closed, her pack of cookies …! Intact !. “

WOW, for me personally is a revealing story and brings to my mind the subject and importance of Gratitude, be humble. 

Practicing gratitude is one of the most important attitudes that one can acquire and WILL make the difference.

How about if we learn together to do so, be grateful? 

Some people seem to be able to appreciate all that life throws on their way seemingly effortless, yet others have a harsh time and can’t do it, well because they have not yet learned how to be grateful. Many of these last, seem unable to practice gratitude because they are rarely consistent and happy with what they have and what happens to them, not to mention they always want more and never feel satiated and satisfied. This attitude of complaint and a permanent dissatisfaction makes me want to share this short text:

“In a chapel, before an image of the Virgin, a young man complaining cried because he had no shoes, until aftera while he heard the cries of an old man, on his knees, who cried because he had no feet.”

You have a right to feel any emotion, which ever might be now that, in my opinion, any feeling is implicit in our human condition, and by giving ourselves the freedom to be down and sad is at the end something possitive, necessary and enriching.

How does the habit of practicing gratitude sound to you? That is, the habit of recognizing (realize) and be grateful for all we have (and get), instead of focusing on all that we lack.

To Recognize can seem sometimes as confort, but does not really mean to lack interest in improving nor surrender nor lower his head. It has nothing to do with resignation, but to be aware and accept the limitations abandoning the rush and emergencies to change things.

In this sense, learning to practice gratitude by thanking both, what we got and what we often get, seems a good exercise and a great source of comfort; as it makes us feel good with ourselves and others it also anchors us to the present, allowing us to change and get to be better  from consciousness and serenity, keeping away from the urgencies and rush

… If we expect to wake up every morning is unlikely that we feel grateful to be alive.

Will I need to find someone who suffers more than me to learn to appreciate what I have?

Might be. For me Gratitude is an attitude which comes from humility, therefore to be thankful must first be humble, quality that dissatisfied people often lack. 

The most simple expression of gratitude is to SMILE and a thank you, to let you know the other person, his presence, his words, his silence or his actions are important. Sincere gratitude in return generates more gratitude and appreciation. But not only is thanking others, but we must begin to value ourselves and thank for all that we are and what we have achieved, far beyond the mistakes and all our limitations. This will cherish and value life and live the present, accepting life as it is and keeps away the dissatisfaction arising from thinking about how ‘we should be.’

Gratitude is also like a muscle that as we train, becomes stronger.

Grateful people put their focus on giving and on others, the ungrateful people focus more on themselves and wallow in self-pity,  in insecurity and in doubts. Grateful people are also much more optimistic and always see the circumstances as an opportunity to learn lessons and make something good, which does not imply that we will never be in low tone, but it does imply they are least.

Anuncios

Acerca de CataGiraldoE | Coach -PMP

"Libertad es SER tu mismo sin pedir Permiso"- "CreEr para creAr: creer en los sueños y las personas para CREAR REALIDAD.” ____________// "Freedom is Being Yourself without Permission"- Anonymus " BeliEve as a key to CrEate: believe in dreams and individuals to CREATE REALITY. "
Esta entrada fue publicada en Coaching. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Gratitud / Gratitude

  1. Gerardo Díaz Díaz Infante dijo:

    ” Agradezco ”
    .
    Agradezco la llegada a este hermoso lugar.
    Agradezco la luz de mi madre, para gestarme y
    entregarme amorosamente a este planeta Tierra.

    Agradezco la entrega de
    mis padres para poder conducirme en mis inicios.
    Agradezco la llegada y compañía de mis hermanos, como grandes realidades.

    Agradezco a toda mi familia
    que es la humanidad, pues de ellos provengo.
    Agradezco la llegada de tres grandes alegrías,
    que llenaron todos los espacios de mi alma en amor.

    Agradezco llegar a este preciso momento,
    donde comprendo que he tenido todo y suficiente,
    para reconocer, aceptar y comprender lo que soy.

    Amor y gratitud.

    Le gusta a 1 persona

  2. Olga Aponte dijo:

    Gracias. Con tu permiso lo copio. Hermoso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s